CIJ falló a favor de Guyana y ordenó al Gobierno de Maduro abstenerse de tomar medidas que agraven diferendo sobre el Esequibo

Corte Internacional de Justicia
Foto: ONU

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) falló este viernes a favor de las medidas provisionales solicitadas por Guyana y ordenó al Gobierno de Nicolás Maduro abstenerse de tomar medidas que agraven la disputa territorial por el Esequibo.

«Por unanimidad, en espera de una decisión final en el caso, la República Bolivariana de Venezuela se abstendrá de tomar cualquier acción, que modifique la situación que actualmente prevalece en el territorio, por el cual la República Cooperativa de Guyana administra y ejerce control sobre esa zona», señaló la jueza Joan E. Donoghue, presidenta de la CIJ.

La jueza explicó que las circunstancias actuales «presentan un grave riesgo de que Venezuela adquiera y ejerza el control y administración del territorio en disputa en el presente caso. Por lo tanto, concluye que existe un riesgo de perjuicio irreparable al derecho reclamado por Guyana en el presente procedimiento que el tribunal ha considerado plausible. El tribunal considera además que Venezuela ha expresado su disposición a tomar medidas con respecto al territorio en disputa en este procedimiento en cualquier momento».

También puede leer:

Políticos inhabilitados podrán recurrir su sanción en el TSJ y solicitar amparo cautelar hasta el #15Dic

Frente a esto, la Corte concluyó que «se cumplen las condiciones o la indicación de medidas provisionales» y por lo tanto «es necesario que el tribunal indique ciertas medidas para hacer valer el derecho plausible reclamado por Guyana».

Además, el Tribunal ordenó que «ambas partes se abstengan de cualquier acción que pueda agravar o extender la disputa ante el tribunal o hacerla más difícil de resolver».

Nada impedirá el referendo

Recientemente, la representación de Venezuela dijo a la CIJ que seguirá adelante con el referéndum previsto para el próximo 3 de diciembre sobre sus derechos sobre un territorio potencialmente rico en petróleo que es objeto de una disputa fronteriza con Guyana, que pidió al tribunal que detuviera la votación.

«Venezuela reafirma su rechazo categórico a la audaz acción de Guyana para interferir en sus asuntos internos», dijo la vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez a la CIJ, calificando la acción de Guyana de «colonialismo judicial (…) burdo e infantil».

Con información de Monitoreamos

Síguenos en: