¿Cómo potenciar el sector agrícola y agroindustrial?

Guillermo GarcíaGuillermo García N.- El sector agrícola y agroindustrial debe convertirse en punta de lanza del nuevo desarrollo y de suficiencia alimentaria para todos los venezolanos. La producción agroalimentaria nacional debe impulsarse con fuerza con el apoyo tanto del sector privado como de las políticas públicas adecuadas que permitan crear los incentivos, seguridad jurídica que permitan el crecimiento del sector y obtener en pocos años la seguridad alimentaria que requerimos como país.

Ya los recursos provenientes del petróleo para financiar cada vez más importaciones baratas en desmedro de la producción nacional deben cambiar. Ahora, el reto que tiene el sector privado nacional, es incrementar sustancialmente la producción agrícola y la agroindustrial por su parte, el incremento de la producción de productos requeridos por el consumidor, donde nuevas empresas, emprendedores y las empresas ya existentes y de trayectoria consoliden un sector cada vez más fuerte y pujante, que permita que la oferta de productos se amplíe, que haya competencia y con ellos los precios bajen.

Se abren oportunidades en el mercado de valores

El sector agrícola y agroindustrial tiene un potencial enorme y por ello las oportunidades de desarrollo futuro y la creación de nuevos vehículos de inversión a través del mercado de valores abre grandes posibilidades tanto para las empresas como los inversionistas en general. En tal sentido, hay ya varios fondos de inversión especializados que tienen como objetivo promover y desarrollar opciones financieras distintas a las convencionales bancarias, que den apoyo sostenido y seguro a las empresas agroindustriales y agrícolas con el desarrollo de modelos innovadores de inversiones y financiamiento.

Alternativas disponibles a través del mercado

Existen múltiples opciones que las empresas pueden utilizar para financiar tanto sus operaciones de corto plazo, como de mediano y largo plazo. Entre ellas vale la pena evaluar la conveniencia de emitir Papeles Comerciales (para financiamientos a corto plazo un año) ó Pagaré Bursátil. El pagaré bursátil es un instrumento de deuda de corto plazo, con un vencimiento máximo de 360 días calendario, los cuales se podrán emitir de manera individual o como parte de un programa de pagarés, con el fin de establecer un flujo de fondos. A través de un programa de Pagaré Bursátil se puede establecer un plazo máximo de 24 meses.

Titularización de activos

La Titularización es el uso de un activo(s) como colateral o garantía para emitir títulos valores en el mercado con el objetivo de levantar fondos. Es dar una utilización más eficiente y sacar mejor provecho de los activos que se poseen. Se basa en el agrupamiento de una serie de activos similares en un VPE y predeterminado, el cual emite los nuevos títulos valores con garantía del activo subyacente cedido temporalmente del originador o dueño del activo para garantizar el repago del título valor emitido por la titularizadora.

Bolpriaven y Bolsa Pública de Valores Bicentenaria (BPVB)

La Superintendencia Nacional de Valores (SUNAVAL) a través de la Providencia 094 publicada en la Gaceta Oficial 41.743 del 22 de octubre de 2019, establece las normas y lineamientos para el establecimiento y funcionamiento en el país de las bolsas de productos e insumos agrícolas, con la finalidad de proporcionar a los productores, agroindustriales, intermediarios, comerciantes e inversionistas las condiciones ideales de transparencia y seguridad para la negociación en bolsa de estos tipos de productos e insumos.

Un paso muy importante para el desarrollo del sector agrícola y agroindustrial, como también para el mercado de commodities o materias primas en Venezuela. Al mismo tiempo, que se abren grandes oportunidades para los inversionistas para nuevas alternativas de inversión y diversificación de portafolios y de cobertura de riesgo (hedging de precios) para los productores, agroindustriales y comercios.

Con esta medida de la SUNAVAL se establecen los requerimientos, normas, capital, organización y funcionamiento de las bolsas de productos agrícolas que se vayan a establecer en el país, sino también de las casas de bolsa agrícolas y sociedades de corretaje de productos agrícolas que planeen crearse, así como de los corredores de productos agrícolas y la cámara de compensación de opciones y futuros de productos e insumos agrícolas. Todo ello bajo la autorización y supervisión de la SUNAVAL.

Una Bolsa en la que solamente se financian bienes es conocida como de físicos o mercado “cash” y de operaciones a término (“forwards”), como el caso en Venezuela de Bolpriaven; mientras que las Bolsas, en las que se transan derivados de cobertura de riesgos de precios, se denominan como mercados de “futuros y opciones”.

En el caso de Bolpriaven, hasta el momento solo el mercado de físicos (entregas anticipadas) es el volumen predominante de operaciones. Otros instrumentos que, aunque autorizados por Sunaval y que podrían ser negociados por Bolpriaven y las Casas de Bolsa Agrícola como: Entregas a Plazo; Entregas a Futuro; Operaciones de Reporto; o compra /venta de Bonos de Prenda no se efectúan, quizás por desconocimiento de sus ventajas por parte de los productores y empresas, falta de financiamiento tanto público como privado, o poco interés de las casas de bolsa agrícola de incentivar instrumentos más complejos de estructurar y negociar.

Bolsa Pública de Valores Bicentenaria (BPVB)

Se han desarrollado productos innovadores del sector agrícola a través de la estructuración de certificados digitales de productos agrícolas y pecuarios. Estos certificados o títulos valores tienen como activo subyacente estos productos y atados a un rendimiento de la cosecha o cría y cupón de intereses al termino del certificado. También está la posibilidad de negociar títulos valores autorizados por la SUNAVAL de empresas del sector primario o agroindustrial.

BCV y SUDEBAN dando apoyo

Una fórmula que debería ser evaluada por el BCV y Sudeban es la de permitir a la banca poder colocar porcentajes de sus recursos (propios y de terceros) en inversiones de títulos valores autorizados por SUNAVAL, por ejemplo: del sector agrícola, agropecuario y agroindustrial. Esto podría facilitar e incluso ser una alternativa más eficiente y de reducción de costos que podría tener la banca para canalizar de forma efectiva los recursos destinados a éste sector.

BCV y política monetaria

El BCV podría reducir el porcentaje de encaje legal a los bancos para que esa reducción del encaje sea solamente orientada a la inversión en títulos valores autorizados por SUNAVAL, tanto en bolívares como en dólares de empresas del sector agrícola y agroindustrial y que de requerir (los bancos) podrían ser descontados ante el BCV. Los rendimientos obtenidos de estas inversiones los recibirían los bancos. Con este esquema la reducción del encaje se orientaría a inversión productiva de las empresas que emiten los títulos valores para inversión, producción y capital de trabajo, controlando así que vayan a la compra de dólares (especulativa) y al generar más producción haya mayor oferta de productos, más competencia y una reducción de la inflación y mejora del ingreso salarial y capacidad de compra y mayor demanda.

Mercado de opciones y futuros de materias primas o Commodities

Aunque tanto Bolpriaven como la Bolsa Pública de Valores Bicentenaria están autorizadas para operar y desarrollar el mercado de opciones, futuros y derivados de materias primas, hasta el momento no se han establecido, ya que se requiere una cámara de compensación. La negociación de futuros en las bolsas ayuda a las empresas de todo el mundo a navegar el riesgo y la incertidumbre. Los futuros ofrecen una forma rápida y rentable de comerciar en los mercados financieros y de productos básicos. Son contratos estandarizados para comprar o vender un activo en particular a un precio establecido, en una fecha establecida en el futuro, en cantidad y calidad predefinidas.

Los futuros son útiles, por ejemplo, para que un productor de una materia prima se asegure hoy el precio al que venderá sus existencias en una fecha futura, cubriéndose las espaldas de los cambios de precio que se puedan producir en este periodo. Algunas de las materias primas, productos, derivados financieros y contratos de futuro que podrían negociarse están: sorgo, maíz, arroz, café, azúcar cacao, frijol chino, carne, importaciones del sector público y privado de alimentos por subasta, reposición sobre facturas y cuentas por cobrar (titularizaciones) de empresas agroindustriales y supermercados, repos, certificados, opciones y futuros de soya y maíz, e insumos agrícolas como la urea como fertilizante.

Una iniciativa que propongo a CANIMEV Cámara Nacional de Intermediarios del Mercado de Valores descansa y se desarrolla en el sector privado con promotores como las casas de bolsa miembros de la Bolsa de Valores de Caracas, Bolpriaven y Bolsa Pública de Valores Bicentenaria y de los sectores del sector agroindustrial, agrícola, bancario y commodities, con el apoyo gubernamental (SUNAVAL) en normativas, resoluciones, supervisión, condiciones que fomenten el crecimiento del sector agrícola, agroindustrial privado venezolano.

 

@asesorfinaciero

 

Volver arriba