Corte Suprema de Panamá declara inconstitucional contrato minero de First Quantum

Mina Cobre Panamá
La mina de cobre de Panamá produce cobre comercialmente desde 2019. Foto: Centro de Incidencia Ambiental

El contrato de la minera canadiense First Quantum para operar una lucrativa mina de cobre en Panamá es inconstitucional, declaró este martes la Corte Suprema del país, tras semanas de protestas contra el acuerdo, en un fallo que pone a la firma en un largo e impredecible camino de arbitraje internacional.

Las impugnaciones contra el nuevo contrato de la compañía, aprobado el 20 de octubre, se acumularon en los tribunales en medio de la ira pública por el acuerdo, que sus detractores consideran demasiado generoso. Reuters informó a principios de este mes que era probable que el tribunal fallara en contra de First Quantum.

«Hemos decidido por unanimidad declarar inconstitucional toda la ley 406 de 20 de octubre de 2023. Lo anterior significa que la referida ley queda expulsada del sistema normativo que rige en el país», dijo la presidenta de la Corte Suprema, María Eugenia López.

También puede leer:

Los impuestos por emisiones de CO2 de los vehículos se han reducido entre 2021 y 2023

La compañía dijo en un comunicado el martes que seguía comprometida con el cumplimiento normativo de sus operaciones en Panamá, pero se refrenó de hacer comentarios sobre la ejecución del dictamen judicial y el futuro del yacimiento cuprífero.

En tanto, el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, afirmó en una publicación en redes sociales que acatará la decisión del tribunal. «Siempre respetuoso de la separación de podes del Estado y de nuestra constitución, recibo y acato la decisión de la Corte Suprema de Justicia«, expresó.

El fallo tendrá consecuencias para el mercado del cobre, ya que la mina Cobre Panamá de First Quantum representa alrededor del 1% de la producción mundial del metal. El cobre en la Bolsa de Metales de Londres subía un 0,1% a 8.374 dólares la tonelada a las 12:00 GMT tras caer un 0,8% el lunes desde un pico de dos meses tocado la semana pasada.

Se trata de un negocio igualmente importante para la nación centroamericana, ya que la mina aporta alrededor del 5% del PIB de Panamá. J.P. Morgan advirtió este mes que las probabilidades de que Panamá pierda su calificación de grado de inversión aumentarían significativamente si se revoca el contrato.

El contrato impugnado otorgaba a First Quantum un derecho minero de 20 años con una opción de prórroga por otros 20 años, a cambio de 375 millones de dólares en ingresos anuales para Panamá.

En Panamá, la feroz oposición al ominoso acuerdo minero con la empresa canadiense se está convirtiendo en un factor clave para las elecciones presidenciales de mayo de 2024. Los candidatos están presionando por un mayor control estatal de la mina mientras buscan calmar la indignación pública.

Los panameños han realizado las protestas más multitudinarias desde la década de 1980 exigiendo que se descarte el contrato de First Quantum e instando a los candidatos a adoptar una postura más severa.

El expresidente Ricardo Martinelli, un empresario millonario y aspirante a mandatario, propuso la semana pasada que Panamá renegocie el contrato con la firma canadiense para asegurar mayores regalías y una participación en el proyecto.

Martín Torrijos, otro expresidente que se postuló nuevamente para el cargo, llamó a los jueces a anular el contrato directamente. «Panamá ha dicho no a la minería metálica», dijo en un video reciente.

El tribunal superior del país falló en contra del contrato anterior de First Quantum en 2017. La decisión fue confirmada en 2021, pero el gobierno actual permitió que la minera siguiera operando mientras ambas partes negociaban un nuevo acuerdo.

El malestar social

Para First Quantum Minerals, el fallo de Panamá sería una repetición de su experiencia en la República Democrática del Congo. La empresa salió del país africano en 2012 después de que presentó un procedimiento de arbitraje contra el Estado por cancelar su contrato minero.

First Quantum vendió sus activos a Eurasian Natural Resources Corporation PLC por 1.250 millones de dólares y resolvió la disputa. La compañía ha desembolsado alrededor de 10.000 millones de dólares para desarrollo de la mina Cobre Panamá en más de una década.

Grupos de manifestantes dijeron en las redes sociales que seguirán protestando en las calles hasta que el fallo se publique en el boletín oficial del país.

Los manifestantes han argumentado que los términos del contrato son demasiado generosos para First Quantum y alegan prácticas corruptas en su aprobación. La empresa lo niega.

Panamá, que alberga uno de los recursos sin explotar más nuevos y vastos del mundo, ha visto una oposición sin precedentes a la minería después de que el parlamento aprobó el contrato de First Quantum el mes pasado.

En respuesta a la agitación social, el gobierno promulgó en noviembre un proyecto de ley que prohíbe todas las nuevas concesiones y extensiones mineras.

First Quantum ha perdido alrededor de 10.000 millones de dólares canadienses (7.360 millones de dólares) de su valor de mercado desde que comenzaron las protestas y se ha visto obligado a suspender la producción.

Reuters

Síguenos en: