Minera canadiense quiere contribuir al plan de cierre de su mina inhabilitada en Panamá

Mina Cobre Panamá
La mina de cobre de Panamá produce cobre comercialmente desde 2019. Foto: Centro de Incidencia Ambiental

La filial de la canadiense First Quantum Minerals (FQM), cuya operación de la mayor mina a cielo abierto de Centroamérica quedó inhabilitada por un fallo judicial en Panamá, ofreció este viernes su «conocimiento y experiencia en la planificación para el manejo seguro del sitio» durante su proceso de cierre definitivo.

El contrato que en octubre pasado renovó por 20 años prorrogables la explotación de la mina Cobre Panamá, operada por la empresa Minera Panamá, filial de FQM, fue declarado inconstitucional por el Supremo del país el 27 de noviembre, en un fallo que indicó que dicho acuerdo violaba 25 artículos de la carta magna dictado luego de las mayor protestas callejeras en décadas en Panamá en contra de la actividad minera.

La mina, con 3.000 millones de toneladas de reservas probadas y probables y una capacidad de procesamiento de 85 millones de toneladas métricas por año (mtpa), cesó operaciones y el Gobierno anunció esta semana una estrategia para su cierre ordenado y definitivo de unos seis meses de duración, que contempla un «plan temporal de preservación ambiental y gestión segura» y el diseño de un «Plan de Cierre Final Ordenado y Post Cierre de la mina».

También puede leer:

EE.UU. aprueba nuevas sanciones a bancos que sigan financiando la maquinaria de guerra rusa

«Mostramos nuestra disposición a participar en discusiones formales y a ofrecer nuestro conocimiento y experiencia en la planificación para el manejo seguro del sitio, particularmente con respecto a los múltiples factores ambientales, sociales y económicos que deben ser considerados», dijo este viernes un comunicado de Cobre Panamá.

Es necesario, agregó la filial de FQM, «establecer el panel con expertos multidisciplinarios y organismos internacionales para preparar un plan que cuente con la participación de la empresa, dada nuestra profunda experiencia y conocimiento del sitio».

El ministro de Comercio e Industria, Jorge Rivera Staff, ha dicho a medios locales que la elaboración del ‘Plan de Acción para el Cierre Ordenado y Definitivo de Cobre Panamá’ tomará entre 6 y 18 meses a un costo de 1,5 millones de dólares, y que su ejecución podría tomar entre 7 y 9 años con costo de entre 800 y 1.000 millones de dólares.

El plan, presentado el pasado martes por el ministro Rivera, contempla tres estrategias específicas: el cierre ordenado y definitivo; la defensa del Estado ante arbitrajes internacionales; y la sustitución sostenible de la minería metálica en el producto interno bruto (PIB) nacional.

FQM ya anunció el inicio de un arbitraje internacional ante una corte con sede en Miami (EE.UU.) y ha mostrado su intención de iniciar otro en base al Tratado de Libre Comercio entre Canadá y Panamá.

El ministro Rivera dijo este viernes en declaraciones a la cadena TVN que la minera canadiense, cuyo valor de mercado se desplomó tras la decisión judicial contra su operación en Panamá, ha interpuesto cuatro solicitudes de arbitraje, tres son intenciones invocando tratados comerciales con Canadá y Corea del Sur, y el presentado en la Corte Internacional de Arbitraje en Miami.

Cobre Panamá es una inversión de 10.000 millones de dólares, cuya operación representaba el 4,8% del PIB, según datos de la empresa, que comenzó a exportar ese mineral en el 2019.

Era la única explotación de este mineral en Panamá y en 2022 fue la decimocuarta mina de cobre más grande del mundo en producción, de acuerdo con los datos aportados a EFE por el Grupo Internacional de Estudio del Cobre (ICSG, por sus siglas en inglés).

Con una nómina de 7.000 empleados directos, más de 2.500 ya se acogieron a un programa de retiro voluntario, comunicó el pasado fin de semana la empresa, que también gestiona el despido de 4.000 personas, de acuerdo con la información disponible.

EFE

Síguenos en: