OPEP enfrenta descenso de la demanda y reducción de la cuota de mercado a inicios de 2024

OPEP
Foto: Bloomberg

La OPEP enfrenta un debilitamiento de la demanda de su petróleo en el primer semestre de 2024, justo cuando su cuota de mercado mundial desciende a su nivel más bajo desde la pandemia de COVID-19 a causa de los recortes de producción y la salida de Angola, según cálculos de Reuters y datos de pronosticadores.

La tendencia significa que el grupo tendría dificultades para aliviar los recortes de producción a menos que la demanda mundial de petróleo se acelere o que la OPEP esté dispuesta a aceptar precios más bajos.

Angola dijo este mes que abandonará la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a partir de enero de 2024, tras las salidas de Ecuador en 2020, Catar en 2019 e Indonesia en 2016.

También puede leer:

QatarEnergy suministrará por 5 años a Shell hasta 18 millones de barriles anuales de crudo

La salida de Angola dejará al grupo con 12 miembros y situará su producción por debajo de 27 millones de barriles diarios (bpd), menos del 27% de la oferta mundial total de 102 millones de bpd.

La última vez que la cuota de mercado de la OPEP se redujo al 27% fue durante la pandemia de 2020, cuando la demanda mundial cayó entre un 15% y un 20%. Desde entonces, la demanda mundial se ha recuperado hasta niveles récord, lo que significa que el grupo ha perdido cuota de mercado frente a sus rivales.

El grupo producía alrededor de la mitad del crudo mundial en la década de 1970, antes de la aparición de otras fuentes de suministro, como el Mar del Norte.

En las décadas posteriores, la cuota de la OPEP se situó entre el 30% y el 40%, pero el crecimiento récord de la producción de rivales como Estados Unidos ha ido mermando esa participación en los últimos años.

En noviembre de 2023, la producción de crudo de la OPEP representaba el 27,4% del mercado total, frente al 32%-33% de 2017-2018, según las cifras de los informes mensuales del grupo.

Demanda en segundo trimestre

La OPEP fue fundada en 1960 por Arabia Saudita, Kuwait, Venezuela, Irán e Irak. Angola se unió en 2007.

Desde 2017, la OPEP trabaja con Rusia y otros países no miembros como parte del grupo OPEP+ para gestionar el mercado.

Algunos pequeños productores se han unido a la OPEP en los últimos años, entre ellos Gabón en 2016, Guinea Ecuatorial en 2017 y Congo en 2018.

La OPEP+ está recortando actualmente unos 6 millones de bpd de su producción, por lo que el grupo podría en teoría aumentar el bombeo para luchar por la cuota de mercado. Pero esto conllevaría una fuerte caída de los precios si la demanda de crudo no mejora.

Algunos miembros de la OPEP+, como Rusia, han afirmado que el grupo podría adoptar medidas adicionales si fuera necesario.

Las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la Administración de Información de Energía de EE.UU. (EIA) y la propia OPEP apuntan a un escaso margen para suavizar los recortes en el segundo trimestre.

Según un cálculo de Reuters, la EIA prevé que la demanda de crudo de la OPEP disminuya en el segundo trimestre con respecto al primero.

La AIE considera que la demanda de crudo de la OPEP se mantendrá estable, mientras que la OPEP también prevé un descenso.

La OPEP considera que su cuota de mercado aumentará a largo plazo a medida que disminuya la producción en otros países y aumente la demanda mundial.

Su último informe sobre perspectivas a nivel global prevé que la cuota total del grupo en el mercado aumente hasta el 40% en 2045, a medida que la producción de los países no pertenecientes a la OPEP empiece a disminuir a partir de principios de la década de 2030.

Reuters

Síguenos en: