Cámara de Representantes de EE.UU. seguirá adelante con recortes de gastos pese al riesgo de cierre del Gobierno

Capitolio 02
Foto: Getty Images

La Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, intentará avanzar esta semana en unos recortes de gastos que no tienen ninguna posibilidad de convertirse en ley y que podrían forzar un cierre parcial del Gobierno estadounidense el domingo.

El presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, trató de evitar ese escenario cuando alcanzó un acuerdo de gasto con el presidente demócrata Joe Biden esta primavera. Pero algunos miembros de su partido han amenazado con destituirlo si no apoya recortes más drásticos que seguramente serán rechazados por el Senado, controlado por los demócratas.

Cientos de miles de trabajadores federales serán despedidos y una amplia gama de servicios, desde la supervisión financiera a la investigación médica, quedarán suspendidos si el Congreso no proporciona financiación para el nuevo año fiscal que comienza el 1 de octubre.

También puede leer:

Consecomercio espera un «crecimiento positivo» para el último trimestre de 2023

El Congreso suele incumplir ese plazo y aprueba proyectos de ley provisionales para evitar interrupciones mientras termina su trabajo.

Pero McCarthy ha sido incapaz hasta ahora de reunir apoyos para una prórroga temporal del gasto, ya que un grupo de republicanos de línea dura se ha negado a aceptarla. Los republicanos controlan la Cámara por una estrecha mayoría de 221-212 y les sobran votos.

McCarthy ha dejado en suspenso el proyecto de ley provisional y, en su lugar, impulsará una legislación que refleje las prioridades conservadoras.

Cuando la Cámara regrese el martes, los legisladores abordarán cuatro proyectos de ley de gastos para el próximo año fiscal que impondrían nuevas restricciones al acceso al aborto, desharían una iniciativa climática de 11.000 millones de dólares del Gobierno de Biden y reanudarían la construcción del muro fronterizo entre México y Estados Unidos, una iniciativa del expresidente Donald Trump.

McCarthy sostuvo que los legisladores que habían bloqueado los proyectos de ley de gastos la semana pasada ahora estaban más dispuestos a cooperar. «Aparentemente ahora están dispuestos a trabajar. Así que podríamos tener una oportunidad», dijo a periodistas el lunes.

Es seguro que esos proyectos de ley serán rechazados por el Senado, y la Casa Blanca ha dicho que Biden vetará dos de ellos.

Reuters

Síguenos en: