Recomendaciones para mantener a salvo un negocio en Venezuela

Negocio
Foto: Freepik

Este 2024 se realizarán elecciones presidenciales en Venezuela y las personas necesitan certidumbre para tomar decisiones en cuanto al rumbo de su negocio, en un contexto de volatilidad creciente a medida que se acerca abril, cuando caduque la Licencia General 44.

Es por ello que Asdrúbal Oliveros, socio-director de la firma Ecoanalítica, hizo una serie de recomendaciones en una entrevista concedida a Unión Radio, con el fin de que los emprendimientos puedan mantenerse a flote.

También puede leer: Duplicar recaudación tributaria sometería a «mucha presión» al sector privado

Lo primero es trabajar con base a escenarios, al menos dos: optimista y pesimista para medir los impactos de las dinámicas en el negocio y plantearse preguntas como:

  • ¿Qué sucede si las ventas se estancan?
  • ¿Qué cosas podemos hacer?
  • ¿Con qué contamos?
  • ¿Qué pasa si hay una expansión (económica)?
  • ¿Qué pasa si se da un escenario moderado?

«Es como una especie de test de resistencia, si pasa esto intento modelar un poco cómo va a responder mi propio emprendimiento, si ocurre lo otro ¿Cómo respondo? y ya me siento un poco más preparado sobre en qué tablero me estoy moviendo. Hacer esta planificación en un país como Venezuela, sobre todo en 2024 y en este momento es sumamente importante», indicó Oliveros.

Pero advierte que esos escenarios no deben ser «muy globales», pues hay que aterrizarlos a la dinámica del negocio.

«Por ejemplo, ¿Cuánto me afectan las importaciones? porque en la dinámica electoral es posible que aumenten las importaciones. Imagina que soy un importador, eso es una buena noticia, pero si soy un productor es una mala noticia. Fíjate que la misma medida puede afectarte positiva o negativamente. Debes medir ese impacto, es por eso que no lo puedes hacer genérico».

Variables que impactan al negocio

Luego, hay que identificar cuáles son los factores que tienen elementos de incertidumbre que afectan al emprendimiento; es decir, reconocer cuáles son las variables de alto impacto.

«Esto viene marcado por el sector en que opera el negocio. No es lo mismo el impacto en el sector alimentos, que ha crecido 40% entre 2021 al 2024, que el sector construcción», dijo el socio-director de Ecoanalítica.

En ese sentido, está la realidad regional, en otras palabras, el lugar donde está ubicado el emprendimiento. «¿Está en Caracas? ¿Es nacional? ¿Está en Punto Fijo? Entonces, allí las dinámicas son diferentes».

El tercer elemento es entender bastante bien al mercado de ese emprendimiento, saber quién es el cliente objetivo, si prefiere ir a comprar a un supermercado, una bodega, o en línea; si le gusta que el paquete sea de 1 kilo o de 500 gramos.

«Todo eso lo tengo que descubrir indagando sobre ese consumidor sobre todo en un año donde probablemente va haber limitación de capital, porque el crédito es escaso, y el dueño del negocio está pensando en qué producir, qué importar, qué vender. Por esa razón hay que precisar bien qué va a demandar y qué está buscando ese consumidor», explica Oliveros.

Síguenos en: