Unión Europea lanza una primera subasta de ayudas a la producción de hidrógeno verde

Hidrógeno verde
Foto: energiaestrategica.com

La Comisión Europea (CE) abrió este jueves una primera subasta piloto de 800 millones de euros en ayudas a los productores de hidrógeno verde, en forma de una prima por kilogramo generado.

La iniciativa busca «cerrar la brecha entre el precio de producción y el precio que los consumidores están actualmente dispuestos a pagar, en un mercado donde el hidrógeno no renovable es todavía más barato de producir«, recordó la Comisión Europea, que planea una segunda subasta de unos 2.200 millones de euros la próxima primavera.

También puede leer:

Amazon obtendrá el visto bueno incondicional de la UE para acuerdo con iRobot

La subasta se articula a través del Banco de Hidrógeno y forma parte de la estrategia de la Comisión Europea para «construir un mercado para el hidrógeno renovable, estimular las inversiones en la capacidad de producción y llevar la producción a escala».

Los interesados pueden presentar sus ofertas hasta el 8 de febrero de 2024 a las 17:00 horas de Bruselas a través del portal de licitaciones y financiación de la UE y el resultado se conocerá a partir de abril de 2024.

«Ayudará a impulsar un mercado europeo del hidrógeno. A su vez, esto ayudará a acelerar la transición a la energía limpia de la UE, manteniendo al mismo tiempo nuestra competitividad y preservando la posición de Europa como potencia económica líder a nivel mundial», declaró en un comunicado el vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde, Maros Sefcovic.

El objetivo de la Comisión es construir un mercado que permita producir en la UE 10 millones de toneladas de hidrógeno verde en 2030 e importar otras tantas.

El hidrógeno verde es aquel que se obtiene a partir de electricidad de origen renovable mediante electrólisis y en la subasta no entrarían otras formas de producción de ese vector energético como el hidrógeno rosa, obtenido a partir de electricidad de origen nuclear.

Tiene «un papel fundamental que desempeñar en la futura combinación energética de Europa, en particular para la descarbonización de la industria pesada y algunos sectores del transporte, reemplazando a los combustibles fósiles», apuntó la Comisión Europea.

Las ofertas deberían basarse en una prima de precio propuesta por kilogramo de hidrógeno renovable producido, hasta un límite máximo de 4,5 , entre otros requisitos.

La Comisión entregará esas primas a los que mejor clasificados queden en la puja, hasta que se acabe el presupuesto de 800 millones de euros.

«Los proyectos seleccionados recibirán la subvención concedida además de los ingresos de mercado que generen a partir de las ventas de hidrógeno, durante un máximo de 10 años» y «una vez que los proyectos hayan firmado sus acuerdos de subvención, deberán empezar a producir hidrógeno renovable en un plazo de cinco años», detalló el Ejecutivo comunitario.

Los aspirantes no podrán combinar la prima de la Comisión Europea con otros esquemas de ayudas nacionales.

El Ejecutivo comunitario también ofrece a los Estados miembros adoptar un mecanismo de «subastas de servicio», que permitirá a las capitales financiar proyectos que hayan ofertado en la subasta, pero que no hayan sido seleccionados para recibir apoyo del fondo debido a las limitaciones presupuestarias, y reduciría las cargas administrativas.

«Desarrollar un mercado sólido del hidrógeno en la UE nos hará más competitivos, ofrecerá nuevas oportunidades de crecimiento a la industria y proporcionará empleos de calidad para las empresas y los ciudadanos europeos», declaró en un comunicado el comisario europeo de Acción Climática, Wopke Hoekstra.

EFE

Síguenos en: