Uso de combustibles fósiles está en su nivel más bajo en la UE desde que se tiene registros, según investigadores

Electricidad
Foto: Pixabay

Los combustibles fósiles produjeron solo el 33% de la electricidad de la Unión Europea (UE) en el primer semestre de este año, el porcentaje más bajo jamás registrado, según los datos que se remontan a 1990, afirmaron el miércoles unos investigadores.

El principal motivo fue el descenso de la demanda de electricidad, que permitió que el aumento de la producción de energías renovables cubriera una mayor proporción de la demanda eléctrica, según el grupo de reflexión Ember. El buen tiempo, las políticas de reducción del consumo y los elevados precios del gas y la electricidad, tras la reducción de los suministros de gas a Europa por parte de Rusia el año pasado, han animado a las industrias y los consumidores a reducir el consumo de energía.

En enero-junio, la demanda de electricidad en la UE fue un 4,6% inferior a la del mismo periodo de 2022, y el 33% generado por combustibles fósiles bajó del 38% del mismo periodo del año anterior.

También puede leer:

La producción mundial de café caerá en la temporada 2023-2024, según Rabobank Reserach

En los 27 países miembros de la UE, la generación de electricidad a partir de combustibles fósiles cayó un 17% en el primer semestre del año, en comparación con el primer semestre de 2022, según Ember. El carbón, el combustible fósil que más CO2 emite, registró el descenso más pronunciado.

En mayo, el carbón produjo menos del 10% de la electricidad de la UE por primera vez en la historia.

La caída de la generación de electricidad a partir de gas fue menos pronunciada, ya que los países de la UE sustituyeron el gas ruso por otras alternativas.

La generación de energía limpia aumentó, en un contexto en el que los países siguen instalando parques eólicos y paneles solares. Sin embargo, aunque la eólica y la solar produjeron 23TWh más de energía en el periodo enero-junio de 2023, en comparación con el mismo periodo del año anterior, Ember afirma que es urgente tomar medidas para integrar más energías renovables en las redes eléctricas.

En países como España y Polonia, la energía solar se ha cortado en ocasiones para evitar saturar las redes eléctricas o porque es más barato cortar la energía solar que apagar las centrales eléctricas de combustibles fósiles.

«Hay focos de congestión de la red y recortes de las renovables», afirma Chris Rosslowe, analista de Ember.

«Algo que podría hacerse muy rápidamente es acelerar el despliegue del almacenamiento en la red. Los proyectos de almacenamiento en baterías pueden construirse muy rápidamente«, añadió.

La producción hidroeléctrica de enero-junio se recuperó respecto a los mínimos del año pasado provocados por la sequía, mientras que la producción nuclear fue ligeramente inferior en términos interanuales.

Reuters