Reuters: exportaciones petroleras de Venezuela subieron en marzo y alcanzan mayor promedio en ocho meses

Buque petrolero

Las exportaciones de petróleo de Venezuela aumentaron en marzo hasta alcanzar el promedio mensual más alto desde agosto de 2022, impulsadas por la reanudación de los embarques tras la congelación de las exportaciones y por el aumento de los cargamentos asignados a Chevron, según documentos y datos de envío.

PDVSA ha restablecido dos importantes contratos de exportación después de haber sido congelados en enero por el presidente de la empresa, Pedro Tellechea. Se trata de los convenios de mediano plazo con Hangzhou Energy y Adinius Sociedade de Servicios con sede en Portugal, indica una nota de Reuters.

Estos dos clientes representaron la mayor parte de las exportaciones, una señal de que PDVSA está consolidando contratos que tenía con docenas de firmas poco conocidas, responsables de la pérdida de miles de millones de dólares por pagos fallidos, en menos acuerdos para facilitar la supervisión y el control financiero.

También puede leer:

Reuters: exportaciones petroleras venezolanas casi se paralizan a medida que se amplía la auditoría

Los acuerdos de intercambio de petróleo con Chevron, la empresa estatal cubana Cubametales y la iraní Naftiran Intertrade –y la mayoría de las exportaciones de subproductos del petróleo– siguieron fluyendo sin interrupción durante la congelación.

PDVSA y sus empresas mixtas exportaron en marzo un total de 774.420 barriles por día (bpd) de crudo y combustibles, principalmente a China, un repunte con respecto a las bajas cifras registradas en los dos meses anteriores, mostraron los documentos y datos, citados por la agencia Reuters.

Ocho buques de transporte de crudo muy grandes (VLCC) zarparon de puertos venezolanos, lo que alivió el «cuello de botella» de petroleros que se había acumulado desde principios de 2023.

Chevron recibió y exportó cerca de 115.000 barriles diarios (bd) de crudo pesado venezolano a Estados Unidos, un aumento de 44% respecto a los cerca de 80.000 bpd de febrero.

Un superpetrolero iraní, el Sea Star III, llegó a aguas venezolanas el fin de semana pasado cargado con 2,1 millones de barriles de condensado para diluir el petróleo de PDVSA, según la empresa de seguimiento TankerTrackers.com.

El buque, propiedad de National Iranian Tanker Company, tenía su rastreador desconectado desde febrero, cuando zarpó de Assaluyeh.

Además puede leer:

Bloomberg: Chevron pide a PDVSA dragar Lago de Maracaibo para duplicar sus exportaciones petroleras

Bajan exportaciones de derivados

Venezuela también exportó 276.000 toneladas métricas de derivados del petróleo, cifra que representa descensos de 20,5% en comparación con las 347.000 toneladas del mes anterior y de 62% frente a las 727.000 toneladas de enero, debido a la reducción de los envíos de coque de petróleo.

Como parte de una auditoría ampliada de sus contratos de suministro, PDVSA está revisando las cuentas de la empresa Maroil Trading, con sede en Ginebra y propiedad del magnate naviero venezolano Wilmer Ruperti, por las deudas pendientes del suministro de coque de petróleo.

Ruperti dijo la semana pasada que la situación «estaba resuelta», según la información de Reuters.

Todas las revisiones de los contratos forman parte de una amplia investigación anticorrupción que se ha saldado con la detención de más de 40 funcionarios y empresarios, según la fiscalía general venezolana. El exministro de Petróleo, Tareck El Aissami, dimitió el mes pasado en medio de la investigación.

El exministro aún no ha aparecido públicamente para dar explicaciones sobre las acusaciones de corrupción contra antiguos funcionarios de PDVSA y aclarar si estaba en conocimiento o no de las irregularidades.

Fuente: Reuters

Síguenos en: