Análisis: «Boom» inmobiliario de Dubái anima a los compradores y agobia a los inquilinos

Dubai
Foto: Pixabay

Con los alquileres por las nubes y la rápida venta de propiedades, el centro de expatriados de Dubái vive un boom inmobiliario impulsado por inmigrantes ricos que anima a los inversionistas y agobia a los inquilinos.

Dubái, famoso por sus enormes rascacielos y villas lujosas, registró en 2022 transacciones inmobiliarias récord, en gran parte por la afluencia de ricos inversores, sobre todo rusos.

El mercado generó más de 140.000 millones de dólares el año pasado, un aumento del 76% en las transacciones del mercado inmobiliario de la ciudad-Estado del Golfo, según cifras oficiales.

«El mercado ha cambiado enormemente el último año, es excelente para los propietarios pero no muy bueno para los inquilinos», comentó Jacob Fletcher, de la corredora Betterhomes.

Aunque no tiene tanto petróleo como Abu Dabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Dubái, atrae a los extranjeros con incentivos tributarios, un estilo de vida exuberante y servicios baratos brindados por trabajadores de Asia, África y Oriente Medio.

En los barrios ricos de Dubái, donde las propiedades se venden por más de 10 millones de dólares, las 219 ventas registradas en 2022 fueron «más que el total registrado entre 2010 y 2020», indicó la consultoría de bienes raíces Knight Frank.

Los precios de las propiedades en estos sitios subieron un 44% en 2022 comparado con el año previo, indicó. «El mercado del lujo en Dubái es el de más rápido crecimiento en el mundo pero es más barato que las principales ciudades grandes», afirmó Faisal Durrani, jefe de investigación para Oriente Medio en Knight Frank.

Rusos ricos

Hace más de una década, el mercado inmobiliario de Dubái cayó por una crisis financiera. La ciudad es ahora un imán para inversionistas acaudalados, incluyendo rusos que huyen del impacto de las sanciones impuestas por otros países a raíz de la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

Los rusos fueron los mayores compradores extranjeros del mercado inmobiliario de Dubái en 2022, según Betterhomes, que agregó que entre los mayores compradores hay británicos, indios, italianos y franceses.

Empresarios, banqueros, ejecutivos y celebridades figuran entre los clientes que buscan una residencia en una de las primeras ciudades que reabrió tras la pandemia del COVID-19.

«Estamos viendo muchos clientes de Europa que se quieren venir aquí y que quieren enviar a sus hijos a la escuela aquí», comentó Farhad Azizi, jefe de la firma inmobiliaria Azizi Developments.

«Así que estamos viendo muchos clientes nuevos que han mantenido el mercado muy movido».

La mayor parte de los más de 3,5 millones de habitantes de Dubái son extranjeros, y el «boom» inmobiliario ha hecho que la ciudad sea más cara para ellos.

«Hay un aumento de 20% en el mercado del alquiler este año comparado con el año pasado», señaló Fletcher, de Betterhomes.

«Quienes han vivido aquí por un tiempo no están muy contentos con los precios actuales».

«Aceptar el golpe»

El sector inmobiliario representa un tercio de la economía de Dubái. Los habitantes de la ciudad están acostumbrados a la volatilidad en los precios de las propiedades, que se desplomaron durante la crisis financiera de 2009 y la pandemia.

Con la inflación disparada en todo el mundo, el aumento en los precios de alquiler ha alarmado a muchos en los últimos meses.

«El mercado es una locura, está tan caro», señaló una expatriada occidental que ha vivido cinco años en Dubái con su esposo e hijo.

Su familia debe encontrar otra vivienda porque el propietario decidió vender el apartamento.

«El mercado es [ahora] muy muy diferente, tendremos que pagar más por algo más pequeño y más lejos», comentó a la AFP,  bajo anonimato.

Los reclamos de inquilinos pululan en las redes sociales. «¿Qué podemos hacer? Tenemos que mudarnos, así que nos toca aceptar el golpe», dijo la expatriada.

Fuente: AFP

Síguenos en: