La situación en los mercados de bonos soberanos es buena, según vicepresidente del BCE

BCE 02
Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort, Alemania. Foto: Getty Images

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, considera que «la situación en los mercados de bonos soberanos en la zona del euro es buena».

«Aunque han subido las rentabilidades de algunos bonos soberanos, los diferenciales se han mantenido estables. La situación en los mercados de bonos soberanos es buena y no tenemos mucha volatilidad en los diferenciales», dijo de Guindos este miércoles al presentar el Informe de estabilidad financiera de noviembre.

No obstante, de Guindos prevé que algunos hogares, las empresas y gobiernos de la zona del euro tendrán problemas para devolver sus deudas tras las fuertes subidas de las tasas de interés del BCE desde julio del año pasado.

También puede leer:

Argentina no tendrá que pagar de momento US$ 16.000 millones por la expropiación de YPF

De Guindos destacó que las agencias de calificación han mejorado recientemente la calificación de países como Italia, Chipre, Grecia y Portugal.

Asimismo, de Guindos enfatizó en la necesidad de que la Unión Europea (UE) llegue a un acuerdo en las reglas fiscales y los déficit permitidos.

También dijo que el Instrumento para la Protección de la Transmisión, para que las primas de riesgo de algunos países no se disparen, es una herramienta más que tiene el BCE, que esperan no tener que utilizar porque la evolución de los mercados ha sido positiva, pero que no tendrán dudas en aplicarlo si se dan las condiciones.

El BCE compraría deuda de un país en caso de que se dispare su prima de riesgo por la especulación.

Preguntado si el BCE compraría deuda de un país contra el que se ha abierto un procedimiento por un déficit excesivo, dijo que el BCE necesita claridad y ver cómo concluyen las reglas fiscales en la UE.

El informe dedica un recuadro a los mercados de bonos soberanos en el que considera que «las condiciones del mercado pueden haber estado impactadas por la caída de la demanda de bonos soberanos» desde que el BCE dejó de comprarlos a finales de junio de 2022.

Al mismo tiempo, los economistas del BCE prevén que la oferta de deuda pública va a seguir siendo elevada.

La emisión de deuda pública nueva ha sido absorbida hasta ahora en 2023 sin problemas pese a que el BCE no compra.

«Durante la primera mitad del año, los bancos, los fondos de inversión, los fondos de pensiones y los hogares compraron bonos soberanos de la zona del euro, mientras las aseguradoras redujeron un poco sus exposiciones», dice el BCE en el informe.

Al mismo tiempo, los inversores extranjeros volvieron a tomar exposiciones a la deuda soberana de la zona del euro.

Los economistas del BCE destacan que pese a que los bancos de la zona del euro han aumentado recientemente sus tenencias de deuda soberana, estas exposiciones en general eran a mediados de este año muy bajas respecto a su capital

Algunos gobiernos han emitido grandes cantidades de deuda soberana y ha subido su rentabilidad lo que ha atraído a los inversores extranjeros, que invierten en deuda de países con una calificación de crédito más elevada.

Sin embargo, los hogares demandan deuda de países con una calificación más baja cuando la rentabilidad de esa deuda sube y también aumentan gradualmente los tipos de interés de los depósitos.

Pero los inversores, excepto los bancos, tienden a reducir sus exposiciones a la deuda soberana cuando la volatilidad en los mercados aumenta por las salidas de inversores y porque las aseguradoras reducen sus tenencias, según el BCE.

Los inversores desearían absorber deuda pública equivalente a un aumento del 1,5% en la deuda en circulación de la zona del euro, a una tasa de interés más elevada, según cálculos del BCE.

El aumento de las rentabilidades será mayor en países con una calificación de crédito más baja que en países con una calificación mayor.

Dado que algunos hogares, empresas y gobiernos tendrán problemas para devolver su deuda debido a las subidas de las tasas de interés, el BCE considera que es muy importante seguir muy atentos porque la transición de la economía a un entorno de tasas de interés más elevados se une al aumento de las incertidumbres y las tensiones geopolíticas.

Unos costes de endeudamiento y de devolución de la deuda más elevados pondrán a prueba la resistencia de los hogares, las empresas y los gobiernos, según el informe del BCE.

EFE

Síguenos en: