Secretario general de la OPEP acusa a la AIE de difamar industria de los combustibles fósiles

Opep
Foto: opec.org

El secretario general de la OPEP, Haitham Al Ghais, acusó este lunes a la Agencia Internacional de Energía (AIE) de difamar a la industria del petróleo y el gas, en el último enfrentamiento entre los grupos sobre la política climática.

Al Ghais se refería a una nota publicada el jueves por el organismo de control de la energía de Occidente que decía que la industria de los combustibles fósiles se enfrentaba a un «momento de la verdad» en el que los productores tenían que elegir entre profundizar la crisis climática o pasar a la energía limpia.

«Esto presenta un marco extremadamente estrecho de desafíos que tenemos ante nosotros, y quizás sea conveniente restar importancia a temas como la seguridad energética, el acceso a la energía y la asequibilidad de la energía«, dijo Al Ghais en un comunicado.

«También vilipendia injustamente a la industria por estar detrás de la crisis climática», añadió.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y la AIE, con sede en París, se han enfrentado repetidamente en los últimos años por cuestiones como las perspectivas de la demanda de petróleo a largo plazo y la inversión en nuevos suministros de hidrocarburos.

Los últimos cruces se producen cuando Emiratos Árabes Unidos, un importante productor de la OPEP, se prepara para albergar la cumbre climática de la ONU COP28 a finales de la semana.

Al Ghais ha dicho que la OPEP estaría presente en las conversaciones sobre el clima.

La AIE prevé que la demanda mundial de combustibles fósiles alcanzará su punto máximo para 2030, a medida que más automóviles eléctricos salgan a las carreteras y la economía de China crezca más lentamente mientras avanza hacia energías más limpias.

La OPEP, liderada de facto por el principal exportador de petróleo, Arabia Saudita, no está de acuerdo con estas proyecciones y las ha calificado de peligrosas, señalando que a menudo van acompañadas de llamados a detener nuevas inversiones en petróleo y gas que luego pondrían en peligro la seguridad energética.

En la nota del jueves, la AIE también se mostró crítica con las tecnologías de captura de carbono.

«La industria necesita comprometerse a ayudar genuinamente al mundo a satisfacer sus necesidades energéticas y objetivos climáticos, lo que significa dejar de lado la ilusión de que la captura de cantidades inverosímiles de carbono es la solución«, dice la declaración de la AIE publicada en su sitio web.

Emiratos Árabes Unidos, segundo país árabe que acogerá la cumbre climática tras Egipto en 2022, ha pedido, junto con otros productores de energía del Golfo, lo que considera una transición energética más realista en la que los combustibles fósiles seguirían desempeñando un papel para asegurar el suministro de energía mientras las industrias se descarbonizan.

Al Ghais dijo que era lamentable que la AIE calificara tecnologías como la captura, utilización y almacenamiento de carbono (CCUS) como una «ilusión». «Los desafíos energéticos que tenemos ante nosotros son enormes y complejos y no pueden limitarse a una cuestión binaria», dijo Al Ghais.

Reuters

Síguenos en: