Análisis: Venezuela, optimista ante el reto de la generación de energía y los diluyentes

PDVSA
Foto: Getty Images

La producción petrolera venezolana ha aumentado a 850.000 bpd y 4,5 Bcf/d de gas natural desde el levantamiento de las sanciones estadounidenses, pero persisten obstáculos, según informaron a la agencia Argus altos funcionarios del sector.

El objetivo de producción a corto plazo es 1 millón de bpd, dijo el viceministro de Petróleo, Erick Pérez, al margen de una conferencia de la cámara petrolera de Venezuela en Caracas, pero depende en gran medida de un flujo constante de diluyente para mezclarlo con el petróleo extrapesado de la Faja del Orinoco. «Una vez que podamos tenerlo en volumen y calidad, el objetivo será alcanzable», dijo.

También puede leer:

Los impuestos por emisiones de CO2 de los vehículos se han reducido entre 2021 y 2023

Más necesidad de diluyente

El productor estadounidense Chevron ha estado trayendo más cargamentos de nafta y condensado para que la petrolera estatal PDVSA los utilice como diluyente, según datos de envío, pero la industria necesita más, dijo Pérez. Los envíos desde Irán, que proporcionaron un salvavidas en los últimos años cuando las sanciones estadounidenses estaban en plena vigencia, prácticamente han desaparecido.

Venezuela está recibiendo ahora un promedio de 65 dólares por barril por su petróleo, dijo Pérez. Venezuela ha dejado de informar oficialmente los precios de su canasta de crudo, pero el año pasado fuentes estimaron que estaba recibiendo alrededor de $60/bl .

El servicio eléctrico poco confiable también sigue siendo un problema, particularmente en el estado de Zulia, afirmó Pérez. Cualquier pequeña fluctuación en el poder puede restringir las operaciones de los pozos petroleros.

Pero la producción general de petróleo y gas aumentó en 2023, en gran parte debido a que la Casa Blanca relajó muchas de las sanciones impuestas durante la administración del expresidente estadounidense Donald Trump, lo que permitió a Chevron reanudar el trabajo en sus cuatro empresas conjuntas («joint ventures», JV) con PDVSA.

Producción de las empresas mixtas en Venezuela

La empresa conjunta Petro Piar en el Orinoco está produciendo alrededor de 80.000 b/d, según Pérez. Petro Independencia, también en el Orinoco, está produciendo alrededor de 25.000 b/d. En el estado de Zulia, la empresa conjunta Petro Boscán produce ahora 60.000 bpd (o 65.000 bpd en un buen día, según Pérez), mientras que la empresa conjunta Petro Independiente produce 3.000 b/d.

«En Zulia hemos logrado abrir un campo cerrado, Boscán, y ese es el crudo que Chevron está colocando en el mercado norteamericano», afirmó Pérez.

Y el gas natural que antes se quemaba ahora se produce y vende, dijo el vicepresidente de gas de PDVSA, Luis González.

Para muchos en la industria petrolera de Venezuela, el cambio desde el año pasado es sorprendente y alentador, ya que las cuatro empresas conjuntas que prácticamente quedaron inactivas hace un año ahora envían miles de barriles por día a Estados Unidos. «Por mi parte, no puedo creer que ya haya pasado un año», dijo el presidente de la Cámara de Petróleo, Enrique Novoa. «Sólo esperamos que este modelo de negocio [con Chevron] pueda aplicarse en otras asociaciones».

Las operaciones costa afuera de Eni y Repsol en el proyecto Cardón IV están produciendo 580 millones de pies cúbicos diarios de gas y 17.000 b/día de condensados ​​muy necesarios.

«Y estamos llevando a cabo un proyecto de datos sísmicos marinos que nos podría colocar en el quinto lugar de reservas probadas de gas natural a nivel mundial», afirmó González.

Fuente: Argus

Síguenos en: