China frena compras de crudo venezolano ante el «desconcierto» por el alivio de sanciones de EE.UU.

Barriles petróleo
Foto: Getty Images

La flexibilización de las sanciones impuestas por Estados Unidos al petróleo venezolano ha puesto nerviosos a sus principales clientes, las refinerías independientes chinas, que ahora se resisten a realizar nuevas compras en medio de grandes discrepancias en los precios de oferta, según informaron a Reuters fuentes del mercado de compraventa de combustibles.

Las refinerías independientes han comprado durante años petróleo venezolano con grandes descuentos, pero desde que Washington levantó las sanciones a mediados de octubre por seis meses, las empresas energéticas mundiales y las casas comerciales Vitol, Gunvor y Trafigura han reanudado gradualmente las compras.

Según dos fuentes chinas, los vendedores y los compradores chinos están luchando por ponerse de acuerdo sobre los precios. Las compras chinas también se han ralentizado debido a la baja demanda estacional de asfalto, un producto clave elaborado a partir del crudo pesado venezolano.

También puede leer:

Reuters: Venezuela produce 850.000 bpd de crudo y espera recuperar cuota de mercado en EE.UU.

«El mercado está desorganizado», afirmó un directivo de una refinería independiente china que, al igual que otras fuentes, declinó dar su nombre por no estar autorizado a hablar con la prensa.

Las refinerías independientes, conocidas como «teteras», representan una quinta parte de las compras de petróleo de China y más de la mitad de su producción de asfalto. Han dependido principalmente del petróleo sancionado de Venezuela —así como de Irán y Rusia— con grandes descuentos como materia prima.

Desde que se suspendieron las sanciones a Venezuela, la gama de descuentos se ha vuelto impredecible, señalaron las fuentes.

Las ofertas de cargamentos venezolanos que llegarán a China a principios de 2024 están llegando con descuentos de entre 9 y 19 dólares por barril respecto al Brent ICE, una horquilla inusualmente amplia. Cuando fue sancionado, el crudo venezolano se cotizaba a unos 20 dólares por barril por debajo del Brent ICE sobre la base de entrega sobre buque (DES, por sus siglas en inglés) en China para entrega en octubre, añadieron las fuentes.

A la espera de PetroChina

Las refinerías también están esperando a ver qué hace la empresa estatal PetroChina.

PetroChina está tratando de comprar hasta 8 millones de barriles por mes de crudo venezolano de PDVSA, informó Reuters a principios de este mes, pero aún no ha sellado un acuerdo, dijeron operadores y fuentes de la compañía.

«Los compradores se mantienen a la espera a pesar de las expectativas de precios más altos y una oferta más ajustada, ya que están esperando a ver si PetroChina vuelve al mercado y cuándo«, dijo el gerente de la refinería.

Antes de que Estados Unidos impusiera sanciones en 2019, la subsidiaria PetroChina Fuel Oil Co era el vendedor clave de petróleo venezolano a las refinerías independientes.

A las refinerías independientes les gusta el crudo pesado venezolano por su alto rendimiento de asfalto de material de pavimentación de carreteras en alrededor del 60%, frente a alrededor del 45% para el petróleo iraní. Además, las refinerías pueden importar el petróleo como betún diluido, sin utilizar las preciadas cuotas de importación de crudo, según operadores y analistas.

Sin embargo, las importaciones chinas de betún diluido en octubre cayeron a 801.402 toneladas métricas, las más bajas desde mayo, según datos oficiales, y los inventarios rondan el máximo de 2023, en torno a 1,54 millones de toneladas, según datos recopilados por la consultora energética Longzhong, con sede en China.

La demanda china de crudo pesado podría repuntar antes de marzo, cuando se reanude la construcción con un clima más cálido. Las refinerías independientes podrían entonces verse obligadas a cambiar a un crudo más pesado más costoso de origen local o procedente de Irán, Irak o Canadá si el petróleo venezolano siguiera siendo caro, dijeron los operadores.

A pesar de un ligero aumento de la producción de Venezuela, las exportaciones del productor de la OPEP a China directamente y a través de Malasia han caído alrededor del 9% a 435.000 barriles por día en lo que va de año en comparación con el año anterior, según los datos de envío y documentos de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Reuters

Síguenos en: