El Estado español comprará hasta un 10% de Telefónica tras la entrada del grupo saudí STC

Telefónica02
Foto: Getty Images

La sociedad que agrupa a las empresas públicas en España (Sepi) adquirirá hasta un 10% del capital de Telefónica tres meses después de la entrada en su accionariado del grupo saudí STC en la operadora, según acordó este martes el Gobierno español.

La Sepi notificó hoy esta medida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el regulador de las bolsas en España, e informó de que procederá a esos trámites con el fin de «poner en marcha el proceso para, minimizando su impacto en la cotización, completar la adquisición del volumen de acciones necesario».

La decisión del Gobierno español llega después de que la empresa de telecomunicaciones saudí STC Group anunciara el pasado mes de septiembre que había adquirido una participación del 9,9% de Telefónica por 2.100 millones de euros.

También puede leer:

España crecerá menos en 2024 y la inflación se moderará al 3,3%, según el banco central

De confirmarse la operación, la Sepi se convertiría en el primer accionista de la operadora con su participación del 10% que equivaldría a 2.050 millones de euros, dado que la capitalización de Telefónica asciende en la actualidad a 20.500 millones.

Según la empresa pública, su participación, que tiene «vocación de permanencia», permitirá a Telefónica «una mayor estabilidad accionarial para que la compañía alcance sus objetivos y, por ende, contribuirá a la salvaguarda de sus capacidades estratégicas».

Tras conocerse la noticia, la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, señaló que la decisión del Ejecutivo español va en la línea de otros países europeos, como Francia y Alemania, «que tienen o incluso están incrementando su participación pública en los grandes operadores estratégicos de telecomunicaciones».

Según Calviño, Telefónica es «la empresa más estratégica» de España, no solo por su presencia en las infraestructuras de telecomunicaciones y en el ámbito de la innovación tecnológica, sino también «por su peso en el ámbito de la seguridad y la defensa».

«Es una decisión que tiene por objeto dar estabilidad para que la empresa pueda lograr sus objetivos estratégicos», ha sentenciado.

La Sepi ya confirmó en octubre pasado a la CNMV que analizaba una eventual adquisición de una participación en Telefónica, aunque entonces destacaba que no tenía una decisión tomada.

STC Group comunicó por sorpresa a principios de septiembre su entrada en el accionariado de Telefónica, donde esperaba controlar un 9,9% mediante la adquisición del 4,9% en acciones y un 5% en productos financieros derivados, que ejecutará para convertir en acciones una vez obtenidas las autorizaciones pertinentes.

La adquisición por parte del grupo saudí de esa participación, valorada en 2.100 millones, requiere del visto bueno del Ministerio español de Defensa por su condición de empresa estratégica.

EFE

Síguenos en: