Reuters: Venezuela insta a BP y Chevron a reactivar un proyecto de gas cerca de Trinidad y Guyana

Bloques petrolíferos
Foto: energiadebate.com

Venezuela ha comenzado a contactar a empresas de energía involucradas en un proyecto de gas costa afuera, que ha estado inactivo durante largo tiempo, para instarlas a comenzar nuevas exploraciones y operaciones cerca de su frontera marítima con Guyana, informaron a Reuters cinco fuentes cercanas a las conversaciones.

La solicitud de actuar en bloques que no han sido tocados en más de una década se produce en medio de una creciente disputa territorial con Guyana que ha llevado a la solicitud guyanesa de reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

El presidente Nicolás Maduro, quiere que la estatal PDVSA y las petroleras BP, Chevron y Shell reactiven sus áreas en el proyecto costa afuera, que tiene unos 8 billones de pies cúbicos de reservas de gas del lado venezolano.

También puede leer:

Maduro firmó decreto para la creación de PDVSA Esequibo y CVG Esequibo

Conocido como Plataforma Deltana, los descubrimientos en ese proyecto nunca se desarrollaron en medio de escaso capital, un esfuerzo inconcluso para unificar yacimientos con Trinidad y Tobago, a cuyas aguas se extienden los bloques, y falta de reglas claras para la inversión.

En 2019, ambos países autorizaron a Shell a desarrollar su parte del yacimiento del lado trinitario, el campo Manatee, con lo que se espera una decisión final de inversión el próximo año y un inicio de producción de gas en 2028.

Recientemente, Maduro dio marcha atrás en esa decisión y le dijo al gobierno de Trinidad que los campos deberían desarrollarse de manera conjunta. Su gobierno y PDVSA comenzaron a contactar a las empresas involucradas para sopesar su interés poco después de eso.

Dos bloques son comerciales

Chevron es la única empresa que completó la exploración en la Plataforma Deltana, certificando 7,3 billones de pies cúbicos (TCF) de gas recuperable y declarando comerciales dos de los cinco bloques en 2010. Pero no tomó medidas para iniciar la etapa de producción.

«Están hablando de trabajar en los bloques 2 y 4, que son los más avanzados», dijo una de las fuentes.

Del lado de Trinidad, esos dos bloques se extienden al proyecto Manatee, de Shell, y al bloque en aguas someras Manakin, de BP, los cuales están pasando al diseño de desarrollo y producción.

BP y el Gobierno de Trinidad esperan iniciar negociaciones con Venezuela para producir conjuntamente gas en Manakin una vez finalizadas las negociaciones para Manatee, que ya comenzaron, según otra persona familiarizada con el asunto.

Chevron, dijeron dos de las personas, ha estado en conversaciones con Venezuela sobre su licencia.

Venezuela también hizo contacto inicial con la australiana Melbana Energy, que opera en Cuba. Las discusiones podrían conducir a un contrato sísmico para los bloques menos explorados, dijo una de las personas.

BP dijo a Reuters que considera el campo Manakin como una parte importante de su futuro plan de desarrollo del área, a pesar de que no había podido avanzar en el trabajo allí.

«Desde el levantamiento temporal de las sanciones por parte del gobierno de Estados Unidos, BP ha estado en conversaciones iniciales con el gobierno de Trinidad y Tobago evaluando la oportunidad de reiniciar la planificación del desarrollo», dijo el portavoz.

Plataforma Deltana es el proyecto energético más cercano que tiene Venezuela a las aguas en disputa con Guyana. Ambas naciones han trazado líneas fronterizas marítimas que cruzan áreas costa afuera de petróleo y gas en el territorio reclamado por la otra.

La parte norte del bloque Stabroek, una enorme área desarrollada por Exxon Mobil, CNOOC y Hess bajo licencia de Guyana, se extiende hasta aguas venezolanas, según el Gobierno de Maduro. Uno de los bloques de Plataforma Deltana se extiende hacia las aguas reclamadas por Guyana.

El Ministerio de Petróleo de Venezuela y PDVSA han trabajado desde 2016 para subcontratar el levantamiento de datos sísmicos 2D y el mapeo de áreas como el Esequibo y la Isla de Aves, en el Caribe, que están en disputa con Guyana y Dominica, respectivamente, dijo Antero Alvarado, socio director de la consultora Gas Energía Latinoamérica.

«Venezuela no ha completado trabajos sísmicos desde hace mucho tiempo. La urgencia de hacerlo ahora surge en medio de la disputa con Guyana y de su renovado interés por exportar gas a mercados como Trinidad», afirmó.

La disputa territorial con Guyana está siendo discutida en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que este mes ordenó a Venezuela abstenerse de tomar cualquier acción que altere la situación con su vecino.

Maduro dijo esta semana que autorizará la exploración petrolera y minera en áreas en disputa con Guyana, pero no dio detalles sobre ubicaciones o proyectos. Ordenó a PDVSA y al conglomerado industrial estatal CVG que crearan divisiones específicas para ese propósito.

Fuente: Reuters

Síguenos en: